Persianas Principado

Volver al portfolio

Este es el primer trabajo en el que me impliqué nada más de terminar el primer máster de diseño web. esta página es la segunda que hice en mi vida. Y a atravesado diferentes diseños sobretodo para conjugar los intereses del cliente y los míos propios. Me imagino que sabéis que cuando un cliente no sabe demasiado del entorno web no sabe muy bien el diseño que quiere, los textos que quiere incluir, qué imágenes, como quiere estructurar la página. en este caso, fue todo iniciativa propia porque mientras yo estudiaba el máster de Diseño Web en Gauss Mulktimedia, en Málaga, mis padres contrataron un web de Yell publicidad, en la que les prometieron personalización total por ellos mismos, buen precio (alrededor de unos 1.000 euros,
una página mucho más simple que esta), imposible de editar, imposible mirarla, el diseño mezclaba todo tipo de colores muy saturados, cansaba la vista, te dolían los ojos solo de mirarla. Hasta mi profesor se horrorizó cuando se la enseñé. Así que me prometí a mi misma hacerles una página web en condiciones cuando tuviese suficiente idea

Y por mi experiencia os puedo decir que nunca tienes suficiente idea, me embarqué en este proyecto a mi vuelta a Asturias, sin apenas conocimientos de wordpress, solo con mis nociones de html y css3, y el primer mes se centro en diseños rechazados. Porque no eramos capaces a ponernos de acuerdo sobre lo que era mejor. El cliente quería algo que yo no me podía permitir hacer, así que emprendí dos diseños simultáneos, el que me pedían y el que yo creía que era mejor. cuando por fin les enseñé mi idea llevada a cabo para que pudieran visualizarla, accedieron sin dudarlo y fue entonces cuando conseguí que me diesen total libertad en el diseño para hacer lo que estimase más oportuno Trás muchos cambios, este es el diseño final, que aún seguimos mejorando

Y aquí tenéis la dirección por si preferís verla online.

A día de hoy, sigo mejorándola cada día y probando cosas nuevas, ya que aunque no sea mi marca para mi es como si lo fuese. Lo último que les hice fue unos imanes para la nevera ya que los clientes perdían continuamente sus tarjetas y acababan llamando a algún servicio de urgencia (cuyos precios son muy caros y la calidad no está al mismo nivel que su precio). Para mí, es una manera de fidelización y a muchos clientes les hace tanta ilusión como a nosotros cuando los vimos por primera vez


Volver al portfolio